Oposiciones a Policía Nacional

Oposiciones a Policía Nacional

2900 plazas de escala básica son las que se han convocado en esta próxima oposición para policía nacional cuyo plazo de inscripción se inició el pasado 18 abril y finalizó el 11 de mayo. De las casi tres mil plazas convocadas, 2320 serán de acceso libre, lo que ha empujado a miles de españoles a inscribirse superando a cualquier convocatoria anterior. Los 580 puestos restantes van destinados a militares profesionales de Tropa y Marinería que puedan acreditar un mínimo de cinco años de servicio en el Ejército.

Las pruebas

La fase de oposición constará, como siempre, de tres pruebas de carácter eliminatorio:

  1. Prueba de aptitud física: ejercicios físicos que se describen en el anexo I
  2. La segunda prueba es la de conocimientos y ortografía que contiene dos partes eliminatorias:
    1. Cuestionario de 100 preguntas tipo test a contestar en cincuenta minutos (anexo II)
    2. Cuestionario a contestar por escrito para valorar la capacidad ortográfica.
  3. La tercera prueba también consta de tres partes eliminatorias:
    1. Reconocimiento Médico
    2. Entrevista Personal
    3. Tests Psicotécnicos

La conocida academia de preparación de oposiciones a policía nacional en Valencia, Academia Marín, nos ha confirmado que el número de solicitudes para inscribirse a sus cursos (sobre todo para las pruebas físicas) se han multiplicado por tres desde abril.

La Entrevista

A pesar de que los exámenes no son sencillos, el mayor miedo de los aspirantes suele ser la entrevista personal, por eso hay cientos de artículos con consejos circulando en Internet. Algunos de los más acertados son:

  1. Vigila la primera impresión. Aunque no hay protocolo para la vestimenta busca un look que muestre tu profesionalidad, seriedad e interés (unos jeans clásicos con un polo y una chaqueta puede ser una buena opción).
  2. No te quedes callado/a. La entrevista durará entre 30 y 60 minutos así que no te quedes callado, muestra seguridad al hablar, vigila la postura del cuerpo y ten capacidad de respuesta.
  3. Prepárate los temas de la entrevista. La mayoría de las veces versan sobre datos del aspirante, pasatiempos y familia. También pueden preguntar sobre la actualidad nacional, sobre todo para conocer opiniones y ver qué visión tiene el aspirante en ciertos asuntos concernientes a los Cuerpos de Seguridad del Estado.
  4. Relájate. A veces el entrevistador intenta provocar tensión y estrés en los aspirantes para comprobar su reacción ante estos sentimientos y medir su capacidad de reacción por lo que es fundamental no alterarse ni elevar la voz, así como evitar los radicalismos.

El control médico

Antes de preparar ninguna prueba debes tener claro que si padeces algunas patologías concretas jamás podrás acceder al cuerpo de policía nacional. Tan sólo en la visión, son motivos de exclusión definitiva el contar con agudeza visual sin corrección inferior a los dos tercios de la visión normal en ambos ojos; queratomía radial; estrabismo; hemianopsias, hemianopsias, y el desprendimiento de retina. Una lista a la que se suma aspectos como diabetes, enfermedades de transmisión sexual, malformaciones congénitas, enfermedades inmunológicas sistémicas, y enfermedades transmisibles en actividad.

Asimismo, existen limitaciones como las alteraciones del aparato locomotor que limiten o dificulten el desarrollo de la función policial, o que puedan agravarse. Tampoco podrán ser Policías o Guardias Civiles aquellas personas con ulcera gastro-duodenal y cualquier otro proceso digestivo que, a juicio del Tribunal Médico, dificulte el desempeño del puesto de trabajo.

Los candidatos tendrán que estar libres de hipertensión arterial de cualquier causa, no debiendo sobrepasar las cifras en reposo los 145 mm/Hg en presión sistólica, y los 90 mm/Hg en presión diastólica. Otros aspectos contraproducentes para la oposición serán el asma bronquial, la broncopatía crónica obstructiva, el neumotórax espontáneo (en más de una ocasión) y la tuberculosis pulmonar activa.

Finalmente, el Tribunal Médico también estará atento a los casos de epilepsia, depresión (según el grado), jaquecas, temblor de cualquier causa, alcoholismo, toxicomanías y otros procesos patológicos que dificulten el desarrollo de sus funciones.

No obstante, teniendo en cuenta que este año van a hacer falta muchos aspirantes en Cataluña, igual hacen la vista gorda… ¿o no?