El local, una llave para el éxito de los futuros emprendedores

El local, una llave para el éxito de los futuros emprendedores

La universidad es el paso en el que los estudiantes comienzan a enfrentarse de verdad a su futuro. Es un momento propicio para especializarse, para comenzar a comprender el sector de negocio del que queremos formar parte y en el que comienzan a moverse cuando dan inicio las prácticas (curriculares o extracurriculares) correspondientes al itinerario formativo de la carrera que se ha elegido.

En España, la carrera preferida por parte de los jóvenes es la de Administración y Dirección de Empresas. Estos datos ya los manejaba el Huffington Post en el año 2013 y, por el momento, la tendencia sigue siendo la misma: a los jóvenes españoles les gusta estudiar ADE y están deseosos de conocer las mejores estrategias para hacer que una empresa tenga éxito.

Claro está que hay pocas verdades universales en el mundo empresarial. Vivimos en un estado de incertidumbre permanente. No sabemos qué cosas pueden cambiar ni en qué momento. Eso afecta a las empresas y a la gente que de ellas depende. Una situación como tal lleva repitiéndose desde que hay uso de conciencia y, por muchas previsiones que se puedan hacer, la incertidumbre siempre tendrá, por decirlo de alguna manera, “la sartén por el mango”.

Una explicación como esta es la que se les suele dar a quienes intentar comprender los entresijos de la realidad empresarial. Pero no es esta la única verdad. La incertidumbre no desaparecerá nunca, pero no es menos cierto que puede haber maneras de que nos afecte en una medida menor. En el estudio de esas maneras se centran también ciencias como la economía o ADE. Un acierto en toda regla.

Un acierto porque es importante saber transmitir a nuestros jóvenes estudiantes que, a través de aspectos como la motivación o el trato a los empleados, puede conseguirse construir una entidad más fuerte, más eficaz, más eficiente y por tanto más preparada para luchar contra cualquier contratiempo que el destino ponga en el camino.

El espacio de trabajo, un arma fundamental para conseguirlo

Se trata de una de las mejores maneras de hacer que los empleados se sientan valorados. Un espacio de trabajo es ideal para que, al mismo tiempo, todos los componentes de la empresa realicen su trabajo con los menores problemas posibles y para que desarrollen su labor de una manera eficiente.

Quien estudia ADE tiene que comprender un aspecto tan básico para el ser humano como el de la comodidad. Sin ella, es imposible dar el 100% de uno mismo. Por eso, para que las futuras entidades que manejen esos estudiantes tengan éxito, lo primero que deben conseguir es un espacio de trabajo adecuado, algo que no en todos los sitios se cumple, por desgracia, en nuestro país.

¿Cómo es posible conseguir un propósito como tal? Una de las opciones que vienen catalogándose como imprescindibles es la de Cacplus, una entidad situada en Barcelona que se encarga de proporcionar a todos sus clientes un espacio de trabajo (oficinas o despachos, principalmente) ideal para que todos los empleados de la empresa tengan un espacio acorde a sus necesidades de trabajo.

Todos aquellos futuros gestores de negocios también han de ser conscientes de lo importante que resulta hoy en día la ubicación de sus oficinas o despachos. Que se sitúen en un lugar estratégico de la ciudad es fundamental sobre todo de cara a la publicidad que se haga del negocio. Cacplus es, también en este sentido, ideal para cualquier empresa. Las oficinas y despachos que pone en alquiler se sitúan en un lugar tan importante para Barcelona como la Rambla de Catalunya. Ni que decir tiene que por un lugar como este pasan cada día decenas de miles de personas.

Es evidente que no todo depende de cómo sean las oficinas de una empresa y de dónde se sitúen. Tener éxito empresarial es algo que también guarda una estrecha relación con identificar necesidades, satisfacerlas y hacer que los clientes potenciales las entiendan como indispensables. Pero poseer una oficina adecuada es, sin duda, la mejor base para comenzar la aventura.