La A antes de la B

La A antes de la B

 

En ocasiones pasamos por alto ciertos problemas o trastornos infantiles pensando que se corregirán en el futuro sin darle la mayor importancia y, aunque muchas veces esto es correcto, podemos pasar por alto algunos baches que acabarán acompañando al niño a lo largo de toda su vida y esto puede ser un gran problema a la hora es buscar trabajo o redirigir tu carrera profesional por muchos cursos o por mucha formación que tengas.

Me refiero, por ejemplo, a ciertos trastornos del lenguaje que pueden llegar a afectar a las reglas gramaticales, sintaxis, etc. Por ejemplo, yo como empresaria voy a ser totalmente sincera, si viene dos jóvenes de la misma edad a buscar trabajo como dependientes en alguna de mis tiendas y uno tiene problemas de dicción y otro no, con las mismas cualidades, siempre escogeré a aquel que no tiene este problema porque se va a dedicar a una profesión en contacto con el público y la imagen, en este sector, vale mucho más en ocasiones, que el producto que estás ofreciendo.

Es importante encontrar un buen logopeda a tiempo que ayude a corregir este tipo de problemas a nuestros hijos, aquí en mi ciudad hay muchísimos logopedas pero si alguien me preguntara por un logopeda en Valencia lo tendría muy claro, apostaría por aquel que ha conseguido ayudar a cientos de niños y que al que le avalan años de experiencia.

Elisa Martínez es una logopeda escolar que ofrece terapias individualizadas para niños que presentan todo tipo de dificultades del habla, el lenguaje oral y escrito así como determinados problemas de aprendizaje. Colabora con distintos profesionales que le permiten tener una visión más amplia de los distintos problemas así como de las posibles terapias y tratamientos y, definitivamente, sería una de mis primeras opciones a la hora de buscar ayuda profesional en este sentido.

Y es que algo tan típico como la Dislexia, una patología que todos conocemos, puede traer muchísimos problemas a los niños y hay muchísimas estadísticas que demuestran que los jóvenes que tienen este problema sin solucionar tienen muchísimas más posibilidades de acabar abandonando sus estudios que aquellos que no la padecen. Es por eso por lo que es necesario atajar el problema desde bien pronto, para evitar males mayores, o de lo contrario sería ridículo estar hablando de cursos o formación para personas adultas que nos ayuden a mejorar nuestra vida laboral.

Además, otras patologías más serias  como el TDAH o el autismo que necesitan de un refuerzo importante en el lenguaje, la lectura, la escritura y los aprendizajes escolares se pueden ver muy beneficiadas gracias a este tipo de terapias. Porque aunque a nosotros nos parezca muy sencillo no lo es tanto y enseñar a los niños pequeños que la A va antes de la B requiere de una serie de métodos que no todos poseemos.

Deja un comentario