El deporte como formación para adultos

El deporte como formación para adultos

El deporte es muy importante a la hora de completar la formación. En nuestra academia de idiomas en San Pedro del Pinatar (Murcia) hemos apostado siempre por las actividades deportivas en una época que es tan apetecible para ello como es el verano.

A nuestro centro vienen estudiantes de todos los puntos de nuestro país e incluso de países como Francia, Bélgica u Holanda. Al principio no contábamos más que con un patio sin instalaciones que estaba lleno de bancos, ahí se montaban de manera improvisada partidillos entre los estudiantes.

Aunque ese verano que comenzamos no podíamos permitirnos más lujos, intentamos durante el invierno sopesar que hacer con el tema y tuvimos la magnífica idea de poner unas canchas de fútbol sala y de padel para nuestros alumnos. Nos decidimos por 2 pistas de fútbol sala y 3 de padel, contábamos con la suerte de tener mucho terreno y nos pareció buena idea.

Niberma la solución adecuada en cuanto a pavimentos para el deporte

Nos animamos al final y buscando encontramos Niberma, una empresa de construcción de pistas de pádel de la zona que ofrecía unas buenas instalaciones que podían cumplir con lo que estábamos buscando.  El objetivo es que tuviésemos los mejores campos y pistas para que tuvieran una buena durabilidad, ya que queríamos que fuese una inversión que mereciera la pena.

Los comienzos son duros en cualquier negocio y en el de la formación también lo son, pero desde el principio hemos tenido claro que era necesario ofrecer un servicio de calidad, si buscas profesores que den la talla a la hora de enseñar, las instalaciones donde se desarrolla esa enseñanza y las canchas donde tiene lugar su esparcimiento también deben estarlo.

En nuestra academia los estudiantes durante el verano también tienen su residencia, por lo que pasan gran parte del día en nuestras instalaciones, lo que significa que en el caso particular de las canchas no podíamos tener unas instalaciones en mal estado o que fueran de baja calidad, ya que la inversión podía no servir para nada si esta misma temporada deterioraban.

Al final pudimos comprobar como pasaron la prueba veraniega de manera sobrada y estamos un año después y las cachas siguen casi como si fuera aquella mañana de junio en que la estrenamos con un colegio luxemburgués que nos visitó 1 semana.

En el caso del padel, como no hay tantas instalaciones en la zona como debiera, solemos tener un alquiler de pista durante la temporada baja, ya que así se les da uso a las pistas y no se deterioran, aunque eso sí, a un precio económico para que los vecinos del pueblo o las personas que tienen segunda residencia puedan practicar su deporte favorito fácilmente.

Lo que si podemos constatar es que desde que se pusieron las canchas, en nuestra época donde llenamos por completo el centro de idiomas, los alumnos están más centrados y cuando acaban sus estudios prefieren quedarse a echar disputados partidos de fútbol sala o jugar al padel que antes, donde en ocasiones no sabían qué hacer con su tiempo libre. Afortunadamente esto ya pasó y ahora ya saben que tienen unas instalaciones de alto nivel, lo mismo que la educación que se imparte.

shutterstock_432262270reducida