Nunca es tarde para jugar al fútbol

Nunca es tarde para jugar al fútbol

El fútbol es el deporte rey en España. No hay mayor verdad en ese sentido. Los periódicos deportivos rellenan casi todas sus páginas con este tipo de contenido, la información de los programas de televisión y radio de deportes es prácticamente solo fútbol y hasta moviliza más personas el hecho de que hayan eliminado a España de la Eurocopa 2016 que los recortes en la sanidad, por poner un ejemplo. Pero ¿lo sabemos practicar todos o simplemente nos limitamos a hablar de ello? Pues bien, compraos vuestras botas de fútbol y vamos a hablar de ello.

Al contrario de lo que debería ser lo normal, no todo el mundo sabe jugar al fútbol. Se trata de un deporte en el que hay muchas licencias en España, eso sí, pero en realidad es más bien un entretenimiento que disfrutamos por la televisión como aficionados o yendo al campo. A diferencia del pádel, donde apenas se sigue el World Pádel Tour y sin embargo las licencias entre la población son muy elevadas, aquí va todo al revés, es más visto que practicado. Basta ver las audiencias de los partidos de la Eurocopa, de la Champions o de simplemente cualquier clásico entre el Barcelona y el Real Madrid.

Pero ¿qué ocurriría si quisiésemos abandonar nuestra vida sedentaria y comenzar a practicar el fútbol o simplemente aprender a jugar? Pues que nos encontraríamos grandes escollos ya estamos un poco entrados en años. Se trata de un deporte del que en España hay montones de clubes y de academias, así como campus y clinics para niños y jóvenes preadolescentes, pero lo cierto es que para mayores es muy raro encontrar esta oferta.

El fútbol es para niños, se podría decir entonces. Pero tampoco es así. Lo que pasa es que para llegar a ser una verdadera estrella de un deporte o para destacar en alguna disciplina no basta solamente con tener talento, sino que además hay que empezar desde muy jóvenes a trabajar. Así es como se forman los cracks del deporte y donde verdaderamente tienen negocio las academias, entre los más pequeños, o entre sus padres, quienes buscan que sus hijos cumplan todas las expectativas que muchas veces ellos no pudieron asumir.

Es por esto que las escuelas de formación son escasas para mayores, aunque es posible que encontremos alguna, pero casi más parecida a un club o grupo de reunión de amigos para moverse un poco y hacer ejercicio que como un centro de formación en sí.

shutterstock_444971515reducida

Toques de balón

Así, si queréis aprender a darle toques al balón o emular a alguna de las estrellas de la pelota que tanto se siguen por televisión, si no encontráis ninguna escuela para adultos cerca de vuestra casa, que será lo más probable, nuestra recomendación para aprender es que tiréis de la complicidad de vuestros amigos y compañeros de trabajo. Muchos son los que se reúnen los fines de semana e incluso algún día entre semana para ir a jugar y después aprovechar y tener una excusa para tomar algo. Además, dentro de las empresas suele haber ya algún equipo formado que compite en ligas entre empresas. Muy famosa es por ejemplo la liga que se hace entre los medios de comunicación, donde hay verdaderos piques.

Está claro que no es fácil aprender sin un profesor, pero al menos con la práctica con vuestros amigos y compañeros llegaréis a hacer deporte y quizás a perfeccionar un poco los golpes más básicos. Incluso, si os gusta y os hace ilusión, podéis emular a las estrellas comprándoos unas botas de fútbol personalizadas como las que vende Marian’s Sport.